notas de prensa

13/10/2015

La planta de Cerveza Alhambra de Córdoba, distinguida como edificio emblemático de la ciudad

  • Hoy, se ha colocado en el centro de producción la placa distintiva que otorga el Colegio de Arquitectos de Córdoba, a través de la Fundación Docomomo Ibérico
  • El edificio fue un proyecto arquitectónico llevado a cabo entre 1962 y 1965 por los arquitectos Rafael de La-Hoz Arderius y Gerardo Olivares James
  • Su cuidado equilibrio entre historia, modernidad, tecnología y vocación funcional, además de su clara vocación de apertura internacional, han sido claves para lograr este reconocimiento
La planta de Cerveza Alhambra de Córdoba, distinguida como edificio emblemático de la ciudad

Se ha colocado en el centro de producción la placa distintiva que otorga el Colegio de Arquitectos de Córdoba, a través de la Fundación Docomomo Ibérico

Córdoba, 13 de octubre de 2015.- El Colegio de Arquitectos de Córdoba a través de la Fundación Docomomo Ibérico, organización internacional encargada de proteger el patrimonio arquitectónico del Movimiento Moderno, ha declarado el centro de producción de Cervezas Alhambra edificio emblemático de la ciudad.

Esta mañana, ha tenido lugar en la planta cervecera la colocación de la placa conmemorativa que acredita este reconocimiento, coincidiendo con los actos de celebración del Día Mundial de la Arquitectura. En el acto, han participado representantes de la Junta de Gobierno del Colegio de Arquitectos de Córdoba, el Director del centro de producción de Cervezas Alhambra, Miguel Ángel Baquero, y el arquitecto Gerardo Olivares James, uno de los autores materiales del edificio.

 

Un proyecto pionero para la época

El edificio que hoy alberga el centro de producción de Cervezas Alhambra fue un proyecto arquitectónico llevado a cabo entre 1962 y 1965 por los arquitectos Rafael de La-Hoz Arderius y Gerardo Olivares James. Su reconocimiento como emblemático responde al cuidado equilibrio que mantiene entre historia, modernidad, tecnología y vocación funcional para la que fue concebido. Además, teniendo en cuenta el momento en el que se diseñó, destaca también una clara vocación de apertura internacional por sus claras referencias a instalaciones nórdicas.

La planta cordobesa, en funcionamiento desde 1965, cuenta con una superficie de 100.000 m2 y tiene una capacidad de producción de 920.000 de Hl/año. Se trata de un centro de producción moderno que combina la más pura tradición cervecera con un alto grado de automatización, lo que permite tener una garantía total de calidad de producto y un excelente comportamiento medioambiental.

En los últimos siete años, tras la incorporación de Cervezas Alhambra a Mahou San Miguel, la compañía ha destinado más de 9 millones de euros a esta planta para asegurar su competitividad futura.