notas de prensa

27/07/2017

Mahou San Miguel invirtió 13,5 millones de euros en su Centro de Producción de Alovera en 2016

  • Su esfuerzo inversor asciende a 126,1 millones de euros en la última década
  • La planta ha reducido su consumo de agua un 39%, el de energía un 52% y sus emisiones de CO2 un 42% desde el año 2000
  • Mahou San Miguel mantuvo su apoyo a la hostelería local y generó 26,5 millones de euros a empresas castellanomanchegas por la compra de bienes y servicios
  • Puso en marcha múltiples iniciativas para enriquecer la vida cultural y de ocio de Castilla-La Mancha, a las que destinó cerca de 1,6 millones euros en 2016
Mahou San Miguel invirtió 13,5 millones de euros en su Centro de Producción de Alovera en 2016

Mahou San Miguel invirtió 13,5 millones de euros en su Centro de Producción de Alovera en 2016

Guadalajara, 27 de julio de 2017.- Mahou San Miguel, Compañía cervecera 100% española y líder del sector en nuestro país, ha reafirmado una vez más su compromiso con la provincia de Guadalajara y la Comunidad de Castilla-La Mancha con la inversión, en 2016, de 13,5 millones de euros en su centro de producción, uno de los más grandes y avanzados tecnológicamente de Europa. Durante los últimos 10 años, ha destinado un total de 126,1 millones de euros para situarlo a la vanguardia del sector.

El esfuerzo inversor que realizó la compañía el pasado año se centró, fundamentalmente, en el desarrollo de 69 proyectos diferentes dirigidos a la mejora y optimización de las instalaciones. Entre ellos, destacan los destinados a la automatización de uno de sus almacenes de producto terminado que permite a la planta mejorar la productividad, incrementar su eficiencia y continuar siendo una de las más innovadoras de Europa. En 2016 se destinaron a este proyecto 6,5 millones de euros, cifra que asciende a casi 21 millones desde el inicio del proyecto en 2014.

Además, durante 2016 se realizaron los últimos trabajos en la microcervecería ubicada en el interior de este centro de producción y cuya puesta en marcha ha supuesto una inversión global de 10,6 millones de euros. Uno de los objetivos de estas instalaciones es investigar y desarrollar nuevos productos y formatos.

Por otro lado, las inversiones realizadas por Mahou San Miguel en sus instalaciones de Alovera han permitido mejorar de forma muy relevante sus indicadores medioambientales. Así, desde el año 2000, ha conseguido reducir su consumo de agua en un 39% y el de energía en un 52%, además de disminuir sus emisiones de CO2 a la atmósfera en un 42%. En 2016, sus esfuerzos en este ámbito se centraron, especialmente, en la aplicación de la innovación al desarrollo de productos y packaging para hacerlos más sostenibles y reducir su impacto medioambiental.

La planta, que inició su funcionamiento en 1993, tiene una superficie de 430.000 metros cuadrados, una capacidad productiva de 7 millones de hectolitros al año y 13 líneas diferentes de envasado multiformatos. Además, posee las más prestigiosas certificaciones de calidad (ISO 9001), de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo (OHSAS 18001) y de seguridad alimentaria (ISO 22000) y se somete a la evaluación, control y seguimiento de su actividad según la norma UNE-150008.2008. Además, también cuenta con las más relevantes certificaciones ambientales como EMAS o ISO 14000.

“Nuestro centro de producción de Alovera es clave en la estrategia de Mahou San Miguel, de ahí que no dejemos de invertir para dotarle de las últimas tecnologías disponibles que aseguren su sostenibilidad futura, su competitividad y que continúe siendo referente en Europa”.-  Afirma Miguel Cuevas, director del Centro de Producción de Mahou San Miguel en Alovera.- “Además, a través de nuestra actividad, queremos seguir aportando valor a Guadalajara y a toda Castilla- La Mancha y formar parte de los mejores momentos de sus ciudadanos”. Añade.

 

Compromiso histórico y de largo plazo con Castilla-La Mancha

Mahou San Miguel contribuye activamente al desarrollo económico y social de la provincia de Guadalajara y de Castilla-La Mancha a través de, por un lado, la creación de empleo local desde su centro de producción, donde trabaja un media de 500 profesionales; y por otro lado, la generación de 26,5 millones de euros a empresas castellanomanchegas por la compra de bienes y servicios.

La compañía, además, mantuvo su apoyo al tejido hostelero local, uno de los principales motores económicos de la zona, y puso en marcha múltiples iniciativas que contribuyen a enriquecer la vida cultural y de ocio de los castellanomanchegos, a las que destinó cerca de 1,6 millones euros en 2016.