notas de prensa

18/07/2017

Mahou San Miguel invirtió 3,8 millones de euros en su Centro de Producción de Burgos en 2016

  • La compañía aumentó un 5% su esfuerzo inversor respecto al año anterior que, en la última década, ha supuesto más de 31 millones de euros
  • La planta burgalesa ha reducido su consumo de agua un 3,5%, el de energía un 8% y sus emisiones de CO2 un 7% desde 2011
  • Mahou San Miguel generó 10 millones de euros a empresas burgalesas por la compra de bienes y servicios e incrementó un 57% su apoyo a la hostelería local
  • Puso en marcha múltiples iniciativas para enriquecer la vida cultural y de ocio de la provincia, a las que destinó cerca de 500.000 euros en 2016
Mahou San Miguel invirtió 3,8 millones de euros en su Centro de Producción de Burgos en 2016

Mahou San Miguel invirtió 3,8 millones de euros en su Centro de Producción de Burgos en 2016

Burgos, 18 de julio de 2017.- Mahou San Miguel, compañía cervecera 100% española y líder del sector en nuestro país, ha reafirmado una vez más su compromiso con Burgos, donde está presente desde hace más de cuarenta años, con la inversión en 2016 de 3,8 millones de euros en su centro de producción ubicado en la ciudad, un 5% más que el año anterior. En los últimos 10 años, ha destinado un total de 31,2 millones de euros a su planta burgalesa.

El esfuerzo inversor realizado en 2016 se centró, fundamentalmente, en el desarrollo de 34 proyectos diferentes dirigidos a la mejora y optimización de las instalaciones. Entre ellos, destaca la renovación integral de la Sala de Cocción que ha permitido aumentar la fiabilidad y el control de las operaciones y de los procesos productivos del centro.

Los trabajos, que han culminado en 2017, han incluido la  actualización del Sistema de Control, mejorando la generación y captación de datos así como la generación de informes que garanticen la eficiencia y sostenibilidad de los procesos. Además, se han renovado otros equipos, como la llenadora y el pasteurizador de botellas, incorporando la tecnología más puntera y contribuyendo a asegurar la competitividad el centro.

Las inversiones realizadas por Mahou San Miguel en sus instalaciones de Burgos también han permitido mejorar de forma muy relevante sus indicadores medioambientales. Así, desde 2011, ha conseguido reducir su consumo de agua en un 3,5% y el de energía en un 8%, además de disminuir sus emisiones de CO2 a la atmósfera en un 7%. En 2016, sus esfuerzos en este ámbito se centraron, especialmente, en la aplicación de la innovación en el desarrollo de productos y packaging para hacerlos más sostenibles y reducir su impacto medioambiental.

La planta, que inició su funcionamiento en 1970 y que cuenta con 125 profesionales en su plantilla, tiene una superficie de 68.000 metros cuadrados, una capacidad productiva de 2,1 millones de hectolitros al año y cinco líneas diferentes de envasado multiformatos. Posee las más prestigiosas certificaciones de calidad (ISO 9001), de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo (OHSAS 18001) y de seguridad alimentaria (ISO 22000) y se somete a la evolución, control y seguimiento de su actividad según la norma UNE-150008.2008. Además, también cuenta con las más relevantes certificaciones ambientales como EMAS o ISO 14000.

“El Centro de Producción de Burgos es una pieza clave en la estrategia de Mahou San Miguel. Por ello, no dejamos de invertir en innovación para seguir dotando a estas instalaciones de la última tecnología disponible, asegurando su competitividad y sostenibilidad futura y contribuyendo al desarrollo económico de la provincia”, afirma César Rodríguez, Director del Centro de Producción de Mahou San Miguel en Burgos.

 

Compromiso histórico y de largo plazo con Burgos

Mahou San Miguel contribuye activamente al desarrollo económico y social de la provincia a través de, por un lado, la creación de empleo local, con un incremento del 6% en la plantilla de su centro de producción burgalés en 2016 hasta alcanzar los 125 profesionales. Y por otro lado, la generación de 10 millones de euros a empresas locales por la compra de bienes y servicios.

En 2016 también incrementó un 57% su apoyo al tejido hostelero local, uno de los principales motores económicos de la zona, y puso en marcha múltiples iniciativas que contribuyen a enriquecer la vida cultural y de ocio de los burgaleses, a las que destinó cerca de 500.000 euros en 2016. De hecho, la cervecera es Patrono de la Fundación Atapuerca y presta su apoyo a las Fiestas de San Pedro y San Pablo, al Museo de la Evolución Humana y al Burgos Club de Fútbol, entre otros.

Además, la compañía mantiene un acuerdo con la Universidad de Burgos (UBU) para poner en marcha un plan global centrado, principalmente, en ofrecer  prácticas académicas curriculares y extracurriculares a los alumnos del centro educativo. A su vez, el acuerdo también permitirá el acceso y conocimiento entre Mahou San Miguel y la UBU, con foco en acciones de marketing, culturales y/o divulgativas.

Asimismo, a través de la Fundación Mahou San Miguel, la Compañía ha desarrollado en Burgos durante dos años consecutivos el programa “Creamos Oportunidades en Hostelería”, una iniciativa de formación para el empleo en el sector hostelero dirigido a jóvenes en riesgo de exclusión social. El 85% de sus participantes consiguieron finalizar este programa con un contrato laboral.