¿ERES MAYOR DE EDAD?

LO SENTIMOS :( PERO PARA ACCEDER AL SITE TIENES QUE SER MAYOR DE EDAD

La importancia de la cultura cervecera

CORPORATIVO
“Todos tenemos nuestra cerveza, solo hace falta encontrarla”

Corporativo

Todavía lo recuerdo como si fuese hoy, pero ya han pasado casi dos décadas. Era el año 2003, estaba estudiando el último curso de químicas en Barcelona, y un profesor, que era de Lleida, me comentó que se abría una plaza en “La San Miquel”, nombre por el que popularmente conocemos nuestra compañía en esta ciudad. No lo pensé ni un minuto, rápidamente preparé mi currículum y lo presenté.

El siguiente hito fue mi entrevista de trabajo en la que tuve que enfrentarme al reto de responder con un sincero “no” a la pregunta de si me gustaba la cerveza, y contener una sonrisa de incredulidad ante la réplica: “tranquila, ya te gustará”.

CorporativoA partir de ese momento, comencé a descubrir el mundo cervecero. Mi primera aproximación a la cultura cervecera fue a través de unos rápidos conocimientos de cata que me dieron nada más llegar a Mahou San Miguel. Unos años más tarde, tuve la oportunidad de realizar el máster de cervecería en Berlín, compartiendo una experiencia cervecera con diferentes personas de varios países, y fue realmente ahí cuando comencé a probar diferentes estilos de cerveza, a saber más sobre ellos o visitar cervecerías para ver qué se hacía en otros lugares.

Para mí la cultura cervecera es una pasión por la cerveza, por su historia, por contársela a las personas que me rodean y hacer que, a través de ciertas curiosidades, éstas vayan adentrándose en este mundo maravilloso. Y, sobre todo, descubrir que todos tenemos nuestra cerveza, solo hace falta encontrarla.

CorporativoNo debemos olvidar que los restos arqueológicos más antiguos de Europa de producción cervecera están precisamente en España, mucho antes de que los romanos nos importasen sus costumbres y tradiciones vinícolas, aproximadamente en el año 200 a.C. En la actualidad, el empuje de Estados Unidos nos ha hecho retomar esa pasión por la cerveza, romper los esquemas y plantearnos la cerveza como algo más que una bebida. Pues de la unión de nuestra rica tradición gastronómica y de la modernidad cervecera solo pueden salir experiencias enriquecedoras, que llevan los maridajes a lugares donde el vino no llega.

En cuanto a la evolución de nuestro país, hay que reconocer que todavía nos pesa mucho nuestra tradición vinícola importada por los romanos. Pero, aunque aún seguimos siendo un país de vino, unido a las ocasiones más gastronómicas o de Caña y Tapa (y qué maravillosas que son y qué bien que sientan en una terracita con los amigos, en la playa o después de hacer deporte), cada vez es más frecuente encontrar algunos restaurantes con menús maridados con cerveza.

Probablemente, una cosa más a agradecer a Estados Unidos son las ganas de tener un mayor conocimiento de la cerveza. Ellos, mucho más avanzados que nosotros en este sentido, nos van transmitiendo poco a poco su cultura a través de las series y películas.

Prueba de ello, es que cuando entré en Mahou San Miguel, nuestra gama de cervezas se reducía a poco más que Mahou Cinco Estrellas, Mahou Clásica, Laiker, San Miguel Especial, San Miguel Tradición y la recién salida San Miguel 0,0. En aquellos tiempos, en el área de desarrollo de productos se trabajaba para sacar al mercado una “Mixta”, una “Fresca” o las 0,0 sabores. Y con esto al consumidor le bastaba, no necesitaba más.

CorporativoDe repente, comenzaron a aparecer microcervecerías que hacían muchos estilos distintos. Los consumidores las probaban, les gustaban y querían más. Al mismo tiempo, nosotros, al igual que las otras grandes cerveceras, comenzamos a incorporar especialidades a nuestro portafolio: gama de Mahou Maestra y de Casimiro, cervezas envejecidas en barrica, IPAs, etc.

Pero no basta con una gran oferta de cervezas que probar, hay que dar a conocer su historia, su pasado, sus “porqués” para entrar en este maravilloso y apasionante mundo. Como líderes del sector, tenemos la responsabilidad de ayudar al consumidor a avanzar en el camino de la cultura cervecera, y de hacer que disfrute aprendiendo diferentes cosas de bebida a la que ya los sumerios le dedicaron una diosa: Ninkasi, divinidad a la que deberíamos rendir tributo cada día.